Lo que te ofrece el uso de un buscador

Hace ya mucho tiempo que decidí ser práctica, con el tiempo y la edad te vas dando cuenta que no hay que andar con muchos rodeos para llegar donde de verdad quieres estar, la verdad que cuando eres joven e inmadura y todo te da casi que igual no buscas el lado practico de las cosas sino su versión más larga, no tienes muchas ataduras y no ves necesario buscar alternativas. La verdad que es muy diferente a cuando tienes una familia, cuando tienes un trabajo, una casa que llevar y unos hijos que cuidar, llegar a todo se convierte en una verdadera carrera de fondo y buscar la forma de poder cuadrarlo todo en una misión casi imposible, si además cuentas con un marido que te ayuda más bien poco, entras en un bucle del que no puedes casi salir, por lo que irte hacía lo practico no es por una cuestión de comodidad, sino que de supervivencia.

Hace mucho tiempo que me dijeron que las prisas no son buenas para nadie, pero es que hasta que no tienes una mala experiencia por culpa de esas prisas no te das cuenta del terrible fallo que estás cometiendo. Esas prisas son las que me hicieron dejar a mi hija olvidad en un supermercado, esa angustia que no deseo ni a mi peor enemigo es la que me hizo buscar una solución que me hicieras no llegar de nuevo a esa situación. Lo peor de todo es darse cuenta que tienen que pasar cosas así para poner un remedio que de resultado. Tenía el coche que quería romperse daba tirones y ya había hablado con el taller, el problema de delegar muchas veces en otros a los que no les importan tus problemas hacen que vayas dejando las cosas más de la cuenta, así que esperando a que me avisaran de que la pieza ya estaba hizo que tuviera que ir andando a comprar, claro sin coche debía correr más y no sé cómo me pasó, pero me dejé a mi hija en el supermercado.

A sí que como eso no volvería a pasar decidí dar de lado a ese taller y buscar otro, el mecánico solo tendría que poner la pieza que desde luego compraría yo misma, tan solo hice uso de la web https://www.tudesguace.com y el resto resultó ser pan comido. Este tipo de cosas son las que nos ayudan a valorar lo verdaderamente importante.

Comentarios cerrados.