Deportes

En la plaza Tiananmen, en el centro de Pekín, al final de las escaleras que conducen al Museo de China, hay un reloj digital rectangular y gigante Apenas un mes después de la ceremonia de clausura de las Olimpiadas de Atenas, el 29 de agosto del 2004. este reloj público comenzó la cuenta atrás para los Juegos de Pekín, escenario del acontecimiento deportivo más espectacular del mundo.

El Estadio Nacional de Pekín, diseñado y construido especialmente para el evento, se conoce como el Nido de pájaro debido a sus complejas vigas de metal entretejidas. El Centro Nacional de Deportes Acuáticos presenta un diseño similar al de un cubo de hielo y tiene capacidad para 1.000 espectadores Juntos conforman el camarón de un complejo que venera el presente. conmemora el pasado y anticipa el futuro. 

Todas las grandes civilizaciones han construido estadios para albergar y honrar el hito atlético, y entre ellos el de Olimpia, en Grecia, es el más celebrado. No sólo los aficionados al deporte, sino también los filósofos los poetas y los políticos del antiguo mundo griego se congregaron en este espacio sagrado para aplaudir la gloria efímera de la perfección atlética.

Legado de los antiguos griegos, que han perdurado aproximadamente mil años, se recordó en el 2004 cuando los juegos modernos regresaron a Atenas por segunda vez el lanzamiento de peso tuvo lugar en el antiguo estadio de Olimpia. Esta acción tan simple y eterna, un acto que cabía perfectamente la fortaleza y velocidad atlética, ayuda a ilustrar la singular cualidad del deporte en esencia, un primitivo conjunto de rituales que aún atrae a millcınes de espectadores que san testigos de sus gestos gracias a la televisión, la radio, la prensa, internet y la fotógrafa En la primera década del nuevo tilenia, mujeres y hombres jóvenes sin más ventajas sobre sus contemporáneos que sus dotes físicas y mentales saben cautivara audiencias de todo el mundo y son premiados por sus esfuerzos. 

Esta galaxia de talentos presenta un escenario mundial sobre el cual las fronteras del tiempo y el espacio se desvanecen. El deporte en directo y las noticias deportivas están disponibles las veinticuatro horas al día. 

Algunas son muy deficientes, producto de una proliferación de canales televisivos con interminables horas que llenar, mientras que muchas otras resultan aciertos, con imágenes atractivas y presentadas de manera interesante.

Los fanáticos de los deportes pueden ver en cualquier parte del mundo el momento culminante de una etapa del Tour de Francia en los Países Bajos se cambra de canal de televisión al azar, es posible contemplar un partido de tenis en Montecarlo, atletismo en Oslo, críquet en el Caribe, rugby en Cape Town, béisbol en Chicago, futbol en Barcelona, un triatlón en Sidney 

Los aficionados pueden revivir sus experiencias a travės de repeticiones televisivas, publicaciones especializadas y una variedad increíble de páginas de internet, así como en las crecientes secciones deportivas de los diarios: El impacto de la televisión y las inmensas cantidades de dinero que genera no pueden subestimarse 

Dos de los deportes mundiales más destacados, que además son los que más están aumentando su atractivo para la pujante clase media de China, han sufrido alteraciones significativas debido a las demandas especiales de las cadenas de televisión 

El moteh play tuego por hoyos), la forma más emocionante del galf, enfrenta a un jugador contra otro en 1 hoyas y se ubicó en dos de los cuatro torneos cuando Bobby jones ganó el Grand Slam Pero, debido a que un juego puede concluir repentinamente cuando un Jugador ana 10 hoyos, lo que provoca un final prematuro de la cobertura televisiva, se abandonó en los torneos estándar en favor de otra modalidad de juego, el stroke play (juego por golpes), en donde arsa el marcador acumulado más baja después de cuatro rondas completas de 18 hoyos. El tenis presentaba un problema opuesto. Según las reglas vigentes hasta principios de la década de 1970, los jugadores tenían que ganar un set por un margen de dos juegos, lo que dio lugar a los épicos dos días de 112 juegos entre Pancho Gonzales y Charlie Pasarell en los campeonatos de Wimbledon en 1969. 

Para evitar que los partidos se alargaran una eternidad, se introdujo la muerte súbita en el Abierto de Estados Unidos, empleado cuando en un partido hay empate 6-6. De manera similar, el fútbol desarrolló la tanda de penaltis. Cruel pero innegable solución, pane fina partidos na resueltos después de un tiempa adicional que, de lo contrario, nupondna un quetiradero de cabeza para programar un partido de deserti parte 

El béisbol nocturno combina con inteligencia los intereses de los organizadores y de la mayoría de los aficionados, que durante el día trabajarán. enfoque que copió el criquet. Pero otros deportes no funcionan tan bien en la era de la televisión. El squash, una disciplina de habilidad y pulso que se juega con una pequeña pelota que se lanza a altas velocidades, ha perdido